La estatua de Gonzalo Jiménez de Quesada, ubicada en la plazoleta de la Universidad del Rosario en el centro de Bogotá, fue derribada hacia a las 5:30 a.m. El hecho se le atribuyó a los indígenas Misak.

El momento quedó registrado en vídeos e imágenes en donde se aprecia cómo la guardia indígena derrumba el monumento a Jiménez de Quesada, fundador de la capital de Colombia.

Momentos después de derrumbar la estatua, los indígenas Misak gritaban “viva el paro nacional”, “a partir de este momento Bogotá no tendrá más a este violador a este supuesto violador”, “vivan las mujeres de Bogotá”, “abajo las masacres”.

Publicidad

No es la primera vez que este tipo de actos se han presentado, el pasado 16 de septiembre de 2020, el pueblo Misak derribó la estatua de Sebastián de Belalcázar en El Morro de Tulcán, en Popayán y luego el 28 de abril en Cali la misma estatua del fundador Belalcázar, señalando que es un acto de protesta por el asesinato de líderes sociales y afectaciones a las comunidades indígenas.