En la localidad de Suba, un grupo de jóvenes intentaron incinerar un vehículo de la Policía con un uniformado dentro, el cual, logró salir del automotor.

El director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, el general Carlos Rodríguez Cortés indicó que en la noche de este jueves en la avenida Ciudad de Cali con calle 139, cerca al Portal de Suba, se presentó un hecho de violencia donde unos jóvenes “intentaron asesinar” a un miembro de la Fuerza Pública.

Lea más: Corte avaló el ‘consentimiento sustituto’ para la práctica de la eutanasia

“Un grupo de jóvenes pretenden asesinar a un policía que se desplazaba en un vehículo de la institución cuando, desafortunadamente se encuentra en una calle de frente con estos delincuentes, quienes lanzan una bomba molotov, la cual impacta el parabrisas y, simultáneamente, otra bomba molotov ingresa por la parte de atrás del automotor y se incinera una parte del mismo”, sostiene Rodríguez.

El uniformado retrocedió su vehículo y, posteriormente lo dejó abandonado para subirse a otro carro que lo auxilió para poder salvar su vida.

Mire también: (Video) Inesperada aparición de un oso de anteojos en un sendero de Bogotá

De acuerdo al general Rodríguez, hasta el momento, han sido afectadas 159 instalaciones policiales, 126 CAI, 16 estaciones de Policía, cuatro subestaciones, 614 vehículos han resultado incinerados y vandalizados y, más de 1.690 policiales han resultado lesionados, entre ellos, 70 mujeres y 1.620 hombres.

“Se ha logrado ya más de 1.640 capturas, de las cuales, 229 han sido: 30 por homicidio, 10 por secuestro, cuatro por tortura y otras por generar incendio, especialmente en transporte público masivo”, precisó Rodríguez.

Conozca más: ¿Por qué la madera y Edo fueron protagonistas en la inauguración de los Olímpicos en Tokio?

Por su parte, el secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia, Aníbal Fernández de Soto rechazó el hecho y ofreció una recompensa de hasta $20 millones por información que permita la captura de los responsables.

“Estamos ofreciendo una recompensa de hasta $20 millones por información que nos permita identificar a los responsables de estos hechos violentos, capturarlos y proceder a su pronta judicialización”, puntualizó el responsable de la cartera de Seguridad de Bogotá.