La Dirección de Derechos Humanos de la Alcaldía Mayor de Bogotá anunció la apertura de una investigación para determinar las circunstancias en las que un joven de 24 años que participaba en las protestas contra la violencia policial perdió su ojo izquierdo como consecuencia de un impacto que recibió en el momento de los enfrentamientos entre el Esmad y manifestantes.

Un 24 de febrero y a través de una directiva transitoria en el Gobierno de Andrés Pastrana se creó el Esmad. Hoy 22 años después las calles se llenaron de manifestantes en contra del escuadrón antidisturbios.

Este miércoles las calles se llenaron de marchas contra la violencia policial, para exigir matrícula cero y contra los 6.042 falsos positivos denunciados por la JEP.

En medio de las consignas contra el Esmad nuevamente las sedes bancarias sufrieron ataques. También varios buses de TransMilenio fueron vandalizados.

 

Vea también: Lo que cambiará para los ciclistas en Bogotá con la nueva política pública de Claudia López

 

En medio de las pequeñas escaramuzas la marcha avanzaba desde el norte hacia el centro de la ciudad. En la calle 24 con décima se calentaron los ánimos y empezaron los choques entre manifestantes, el Esmad y la Policía disponible. Ya en la Séptima el Esmad disparó varias bombas aturdidoras.

Gareth Sella, uno de los estudiantes resultó herido en el ojo izquierdo y por la gravedad de la lesión lo perdió.

 

La marcha se disolvió y unos pocos llegaron a la 19 a recordar a una de las víctimas del Esmad, al joven Dylan Cruz y a pedir justicia.

Jenny Alejandra Medina, madre de Dylan Cruz dijo que seguía marchando para hacer memoria y pedir justicia por la muerte de su hijo a manos del Esmad.