Paredes desmoronadas, muros apuntalados con palos de madera, ventanales rotos y techos cubiertos con plásticos, así luce el emblemático Teatro San Jorge, ubicado en pleno corazón de Bogotá.

Hace más tres años, el Distrito compró el teatro con el propósito de restaurarlo pero desde entonces no se ha visto cambio en su estado, su deterioro es tal que hoy el inmueble amenaza ruina. CM& conoció que la Contraloría Distrital investiga un millonario detrimento patrimonial por la adquisición del bien.  

“Hallazgo administrativo con incidencia fiscal y con presunta incidencia disciplinaria en cuantía de $1.352.000.000, por la adquisición del Teatro San Jorge, bien de interés cultural, el cual luego de más tres años adquirido por el Idartes, no ha sido objeto de restauración, adecuación y/o reforzamiento estructural, inmueble que se encuentra en precarias y riesgosas condiciones de estabilidad (podría amenazar ruina)”, advierte el informe del organismo de control.

Agrega el informe, que no se ha cumplido con los fines sociales y culturales por los cuales fue adquirido el teatro y que justificaron su compra.

Según le Distrito, el teatro está siendo sometido a un proceso de desinfección, lo que se denomina acciones de primeros auxilios y solo hasta el próximo año se contratará la obra de restauración del que algún día fue la joya arquitectónica del centro de la ciudad.