Las autoridades ambientales de Bogotá están en alerta por la aparición de cientos de peces muertos a la orilla del lago del parque de los novios.

Hasta el momento se desconocen las causas de la mortandad, funcionarios de la Secretaria de Ambiente investigan si se trató de alta radiación, envenenamiento o falta de oxígeno, esta tarde se tomaron muestras del agua del lago.

Aunque algunos peces fueron trasladados a un lago más profundo, otros intentan sobrevivir buscando nuevas fuentes agua.

Este viernes el Distrito dará a conocer las posibles causas de la muerte, otro caso parecido se presentó en Jamundí, Valle del Cauca, donde murieron alrededor de 2.000 peces en un humedal debido a las altas temperaturas.

Por estos días la sensación térmica se acerca a los 40 grados.