Una joven, a través de sus redes sociales, denunció haber sido víctima de abuso sexual el pasado domingo 20 de noviembre, cerca al Campín.

Natalia, cuenta que después de un concierto, al intentar buscar transporte que la llevara a su casa y no lograrlo, decidió caminar desde el Campín hacia su casa, pues afirma que no era lejos.

Le puede interesar: Capturan a dos extranjeros señalados de abusar a tres menores de edad en Cartagena

“Fui sola al concierto, no estaba tomada, y tenía mis pertenencias en mi bolso y lo tenía en la parte de adelante”, confirmó la joven.

Mientras caminaba hacia su hogar, un hombre en una camioneta blanca y con vidrios polarizados se detiene a preguntarle algo. Natalia afirma que en ese momento pensó que estaría perdido y le preguntaría una dirección.

“Yo me acerqué a la ventana y cuando puse mi mano sobre la ventana él me agarra (…) en el momento en el que él me agarra la mano, yo me sentí débil, él abre la camioneta, no sé cómo logra meterme a la camioneta“, cuenta la mujer.

“Te voy a llevar a tu casa, tranquila”

La denunciante contó que el hombre empezó a recorrer calles de su barrio y que en un momento se detuvo e intentó besarla, por lo que ella quiso alejarlo, sin éxito, ya que no tenía fuerza.

Al ver la reacción de Natalia, el abusador le dice que se quede tranquila, que él la va a llevar a su casa, pero ella le pide que la deje bajar.

Le recomendamos leer: Joven denuncia que fue abusada sexualmente en un SITP

En un momento la joven se percató de que la puerta no tenía seguro y la abrió para intentar escapar, sin embargo, el hombre rápidamente le agarró el bolso y empezaron a forcejear.

“Él me dice que me iba a proponer algo y yo tenía que acceder”, cuenta la joven.

“Súbase o arranco rápido y la arrastro”

Aun con parte de su cuerpo fuera de la camioneta, el hombre arranca suavemente y la amenaza con hacerle daño, le dice que si no se sube a la camioneta va a arrancar rápido para arrastrarla.

Finalmente, ella se ve obligada a hacer lo que el abusador dice y se sube nuevamente a la camioneta; esta vez el hombre asegura todas las puertas. 

“Me masturba, se deja manosear y yo la dejo bajar”

Ese fue el “trato” que le propuso a la joven víctima quien no aceptó, pero al ver la negativa el hombre empezó a tocarse y la forzó a que ella lo tocara.

“No quería mirarlo, me agarra la mano y la pone en su miembro, dura cuatro minutos masturbándose usando mi mano”, cuenta la víctima.

En repetidas veces, mientras eso sucede, el abusador le dice cosas obscenas a la chica; el hombre la manosea y ella lloraba mientras esto sucedía.

Finalmente, cuando el hombre termina, le dice a la chica que se baje del carro y se vaya rápido.

“Le quita los seguros y me dice lárguese”.