Camila Godoy, de 18 años de edad, denunció a través de sus redes sociales haber sido golpeada por su mamá y padrastro en Bogotá.

La joven relató que se encontraban en una reunión familiar y se percató de que su hermano estaba llorando.

“Vi que mi padrastro, alcoholizado, estaba encima de él regañándolo. Le refuté que le hablara mal a mi hermano estando en ese estado y empezamos a discutir. En un momento mi padrastro se lanzó a pegarme un puño, pero una tía me defendió”, relató Camila.

También asegura que su mamá entró a la discusión, pero para defender a su padrastro.

«Mi mamá me comenzó a halar el cabello, yo en el momento, por defenderme, también la agredí para que me soltara. Mi padrastro me cogió por detrás, me arrastró por el piso de todo el apartamento, me empezó a coger a golpes. Me pegó una patada, un puño y caí al piso casi inconsciente».

«Me escondí en el baño y empecé a llamar a la Policía, a los amigos con los que estaba hablando para que llamaran a la Policía», cuenta.

La joven dice que se contactó con su papá, quien la llevó al hospital, donde le dieron incapacidad, además, procedió a hacer la denuncia en la Fiscalía.

Publicidad

Según la Secretaría de Integración Social, durante la pandemia se ha incrementado en un 14 % la violencia intrafamiliar. Desde marzo y hasta lo que va de agosto se han registrado 16.200 casos.