Jeison Fabián es un joven de 26 años, que hace ya casi 14 meses perdió la movilidad de sus piernas cuando le dispararon para robarle su bicicleta en Bogotá.

‘’Yo me levantó del piso con mi bicicleta, nunca me di cuenta que el tipo tenía un arma, no me di cuenta cuando me disparó’’, relata Jeison.

Desde ese día se moviliza en una silla de ruedas que le prestó un amigo.

Publicidad

Luego de 10 días el hombre a quién Jeison acusa de haberle disparado es capturado, sin embargo su precaria situación económica le ha impedido contratar un abogado.

El pasado 02 de febrero su agresor quedó libre por vencimiento de términos.

‘’Pido justicia y que mi agresor pague su condena y que tenga una solución para mi estado de salud’’, asegura Jeison en entrevista con NotiCentro1 CM&.

Le preocupa no contar con un abogado y se sumerge en la incertidumbre, el próximo jueves empieza el juicio; este joven estudiante de artes escénicas clama por una mano solidaria.

‘’Nadie está preparado para una situación de estas y que a uno le digan que no podrá volver a caminar’’, reflexiona.

Pese a toda esta situación Jeison no pierde el ánimo.

‘’Le meto ganas a la vida, me quiero graduar y poder ayudar a mi familia, no pierdo las ilusiones’’, dice.

Mientras espera ayuda, Jeison reflexiona y se repite que en este país no hay justicia sino para quien tiene dinero.