La concejal María Victoria Vargas denunció que la Secretaría de Salud compró 100 teléfonos fijos por una cifra exorbitante, con factura en mano demostró que los equipos tecnológicos por los que pagaron $3.479.323 c/u, se consiguen en el mercado en $196 mil.

El jugoso contrato denunciado por 18 mil millones de pesos contrasta con la crisis económica por la que atraviesan las cuatro subredes de salud, que tienen un déficit de 160 mil millones de pesos, lo que se traduce en falta de insumos y medicamentos para la atención de los pacientes.

Le puede interesar: Caen cinco miembros más de ‘Los Maracuchos’ en Bogotá: así eran las casas donde torturaban, mataban y vendían droga

El secretario de Salud, Alejandro Gómez respondió ante la escandalosa compra, reconociendo errores en la estructuración del proceso y advirtiendo que se frenaron los pagos al proveedor de los teléfonos.

La concejal liberal también denunció que la funcionaria de la Superintendencia de Salud que emitió el concepto para levantar la medida de vigilancia especial sobre Capital Salud, EPS del Distrito, ahora es asesora de la Subred Centro Oriente.

Al término del debate, la concejal Vargas propuso adelantar una moción de censura contra el secretario de Salud de Bogotá.