Un usuario en Twitter expuso la narración completa de la odisea por la que tuvo que pasar tras ser víctima del robo de su celular mientras viajaba en Transmilenio.

El cibernauta llamado ‘Álvaro’ cuenta que cuatro delincuentes entraron al articulado a hurtar con cuchillos, y uno de ellos se llevó su celular con tan mala suerte que, al momento del raponazo, estaba desbloqueado.

“Llegué en cuanto pude a mi casa, y noté que le habían cambiado la contraseña a mi correo de Google. Intentaron acceder a todos los bancos que tenía en el teléfono, bloquearon casi todos, pero a Nu Bank con un simple correo de recuperación de contraseña pudieron ingresar, relata ‘Álvaro’.

El usuario relata que no tuvo posibilidad de acceder a su correo por el cambio de contraseñas que hicieron los delincuentes a la aplicación de banco en cuestión. Allí, hicieron compras “por aproximadamente $3.600.000 pesos“, cuyos pagos validaron por la app.

Inclusive, el usuario añade que, además del millonario desembolso, intentaron realizar hasta 18 domicilios por una aplicación.

“El tema es que además de intentar ingresar a los bancos, entraron a Rappi e intentaron hacer 18 PEDIDOS. Incluyendo 4 de RappiCash por COP 400.000 cada uno. Los otros 14, de licores y demás y ya tenían otros dos en el carro. Solo uno de esos pedidos llegó a su destino”, describe ‘Álvaro’ con respecto al listado de domicilios que pidieron los hampones.

También puedes leer: Tragedia por carro que cayó al Salto del Tequendama con personas a bordo

Logró cancelar los domicilios

Sin embargo, el usuario cuenta que tuvo la fortuna de contar con su cuenta de Rappi abierta en otro teléfono celular. Allí se comunicó con el servicio de soporte, que lo llamó de forma inmediata y que determinó por cancelar los pedidos en curso y a la postre cerrar la cuenta de ‘Álvaro’.

El usuario también cuenta que logró bloquear sus cuentas de banco a tiempo e interponer una denuncia formal.

“Hablé con Rappi y con el Denuncio (que ya se puso pero aún no tengo el documento de la Fiscalía) me devolverán el dinero. Además de eso, intentaron hacer unas compras en Mercadolibre. Tampoco pasaron porque las tarjetas del Banco ya estaban bloqueadas“.

Luego de solucionar ese problema, ‘Álvaro’ cuenta que fue rápidamente a reponer la Sim Card de su teléfono para intentar recuperar su cuenta de Google, allí se dio cuenta de otros bloqueos que intentaron realizar los hampones.

“Los mensajes de autenticación se demoraron mucho en llegar (seguro por el cambio de SIM) […] pero recuperé la cuenta gracias a unos códigos que Google da al activar 2FA que tenía bien guardados (y no los encontraba casi). Después de recuperar mi correo, me di cuenta que intentaron entrar a todas las cuentas que pudieran. Bloquearon el Nequi“.

Finalmente, el civil manifiesta que el hurto lo dejó mentalmente afectado.

El relato completo: