En la noche del 28 de septiembre se conoció que un grupo de ciudadanos en un barrio en el sur de Bogotá linchó hasta asesinar a un presunto ladrón que, supuestamente, había robado a una mujer minutos antes en un establecimiento público en San Cristóbal.

De acuerdo con la ciudadanía, la víctima pidió el auxilio de a la comunidad para impedir que el presunto delincuente huyera tras el cometido. Allí, tanto transeúntes como residentes acudieron rápidamente, que increparon, ajusticiaron y propinaron una golpiza tan fuerte que terminó matando al joven, aparentemente de nacionalidad venezolana.

Según un reporte policial, cuando los uniformados llegaron al lugar de los hechos, el sujeto ya presentaba lesiones de gravedad en su tórax, cabeza y extremidades.

El hombre, del que se dice tenía 20 años de edad, fue enviado de urgencia una clínica en donde intentaron reanimarlo, pero falleció producto de la gravedad de las lesiones que se le perpetraron.

También puedes leer: Difunden cartel de búsqueda de las mujeres que prendieron fuego y pintaron grafitis a la Catedral Primada

El coronel Frank Buitrago, oficial de inspección y vigilancia de la Policía Metropolitana de la ciudad, informó que ya se están adelantando investigaciones para identificar a las personas que participaron de la golpiza.

Entre tanto, se conoció que una persona, presunto involucrado del asesinato, ya fue capturada y tendrá que responder ante la justicia.

De acuerdo con la Ley en Colombia, la persona que se extralimite o se sobrepase en defensa ante un hurto -o intento- se expondrá automáticamente a una investigación y a un proceso penal por lesiones personalestortura o en el mayor de los casos, homicidio, como ocurrió en este evento.