Los alcances de la joven contratista Karen Liseth Vaquiro llegaron hasta la Alcaldía de Bogotá, la Personería Distrital y la Gobernación de Cundinamarca entidades en las que obtuvo contratos por más de 135.878.206 millones de pesos entre los años 2020 y 2021.

El contrato más jugoso lo firmó con la Gobernación de Cundinamarca por $47,5 millones por 5 meses, con una asignación mensual de $9 millones 500 mil con el objetivo de prestar servicios profesionales especializados al despacho de la secretaria privada de la Gobernación de Cundinamarca para el análisis y estudios de proyectos de ley que revistan importancia para la Gobernación, como la ley que reglamenta la región metropolitana.

Simultáneamente, la versátil contratista, tenía un contrato con la secretaria jurídica de la Alcaldía de Bogotá por $56.542.101 pesos para prestar servicios profesionales en el seguimiento a la agenda legislativa del Congreso de la República. Según la entidad distrital, no existía nadie en la planta con un perfil idóneo para prestar esta labor, por lo que fue contratada expresamente Vaquiro para la vigencia 2021.

En 2020 también suscribió un contrato con la secretaría jurídica por $25.098.605 pesos para prestar los mismo servicios por 5 meses.

Los organismos de control no fueron ajenos a esta polémica, en la Personería de Bogotá firmó contratos con mensualidades de $6.737.500 para apoyar a la oficina asesora de divulgación y prensa en la creación, desarrollo, implementación y difusión de estrategias y mecanismos de comunicación interna y externa.

Los contratos terminaron en diciembre del año pasado, según las entidades se abstendrán de la renovación.