El concejal del Partido de la U, Rubén Torrado, puso en evidencia a secretarios del Distrito, alcaldes locales y altos funcionarios que tienen comparendos sin pagar.

Torrado aseguró que estos deberían dar ejemplo y pagar las deudas tanto con Bogotá como con otras regiones del país.

 

 

Me doy cuenta de que hay funcionarios que no dan ejemplo. Hoy tienen comparendos de tránsito y así se posesionaron y aún no los han pagado”, sostuvo.

Asimismo, explicó que no recrimina que comentan una infracción, pero que sí cuestiona que no los hayan pagado todavía.

 

 

Este es el listado de los secretarios, alcaldes locales y altos funcionarios con multas sin pagar:

 

  • Nadya Rangel: Secretaria Distrital de Hábitat. Comparendo por conducir vehículo a velocidad superior a la permitida del 4 de septiembre de 2020 en Sibaté por 438.901 pesos.
  • Hugo Acero Velásquez: Secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia. Comparendo por estacionar vehículo en sitios prohibidos del 23 de diciembre de 2019 en Bogotá por 471.191 pesos.
  • Eduardo Augusto Silgado Burbano: alcalde de la localidad de Antonio Nariño. Comparendo por conducir vehículo a velocidad superior a la permitida del 5 de enero de 2021 en Corozal por 447.555 pesos.
  • Rosa Montero Torres: Alcaldesa Local de Puente Aranda (E). Tres comparendos en Atlántico conducir vehículo a velocidad superior a la permitida del 21 y 25 de febrero de 2020, y del 16 de agosto de 2019.
  • Alexander Reina Otero: Director Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal. Comparendo por Transitar por sitios restringidos o en horas  prohibidas del 31 de diciembre de 2020 en Bogotá por 219.000 pesos.

Vale aclarar, que al momento de la publicación de esta noticia, la directora del Departamento del Servicio Civil Distrital, Nidia Rocío Vargas figuraba dentro de los morosos por comparendos, pero la misma funcionaria aclaró y demostró que ya se encuentra al día con la obligación.  

Por último, el concejal Rubén Torrado pidió dar ejemplo y los invitó a pagar estas infracciones o apelarlas, en el caso de que crean que son injustas.