La lucha contra el hambre es el mayor problema que enfrenta Colombia, según indica el padre Daniel Saldarriaga, director del Banco de Alimentos de Colombia. Asimismo, el sacerdote asegura que en Colombia, más del 42 % de la población no tiene acceso a los alimentos y se encuentra sin seguridad alimentaria.

En el mundo y, tras la pandemia crecen las cifras del hambre, según el director del Banco de Alimentos, más de 900 millones de personas no tienen acceso a los alimentos. Una situación dura y difícil que también se vive en nuestro país.

Lea más: Empresas privadas del Valle iniciaron con la vacunación contra el COVID-19

“Hay mucha gente que solo tiene para dos raciones diarias. Muchos no tienen que darle de comer a sus hijos” cuenta el padre Daniel Saldarriaga.

Una situación que en las calles polvorientas del barrio Cedritos en Ciudad Bolívar, se vuelve realidad en las caras de más de 70 niños que sufren diariamente por hambre.

Conozca más: Defensor rechaza muerte de menor de edad tras bombardeo en Caquetá y pide esclarecer los hechos

Así lo cuenta Sofía: “A veces mi papá no tiene para darnos para el almuerzo”.

En una casa hecha de plástico y madera vive Sofía con sus padres. Allí no hay ni cocina, el único lugar para poder preparar, por lo menos un café para pasar el día, es un fogón de leña. Azucena, su mamá, está en embarazo y sin trabajo desde que inició la pandemia.

Podría leer: La primera dama de Haití llega al sur de Florida para recibir tratamiento

“A veces siento ganas de correr”, comenta en medio del llanto Azucena.

Muchos de ellos fueron lanzados de los pagadiarios donde vivían y tuvieron que invadir esa montaña.

“Mis papás estaban pagando un arriendo, pero, por la pandemia se quedaron sin trabajo y tuvimos que venir a invadir esta montaña”, cuenta Jéssica, otra de las niñas del barrio Cedritos en Ciudad Bolívar.

Lea además: Senadores de EEUU anuncian en carta a Biden, su respaldo a la investigación de la CIDH en Colombia

Para Sofía y sus cerca de 70 amiguitos, la única opción para poder comer es el comedor que mantiene con sus propios recursos doña Ruby, una líder del barrio.

Ruby Daza no recibe ayuda de ninguna entidad. Lo poco que gana lo invierte en estos que considera sus propios hijos.

Conozca más: “No vamos a permitir que el vandalismo y los bloqueos afecten la reactivación y la tranquilidad de los colombianos”: MinDefensa

“No hay nada más duro que tu hijo te pida de comer y tener que decirle: ‘no tengo, acuéstate’” dice doña Ruby profundamente conmovida por la difícil situación alimentaria de estos niños.

Doña Ruby y el padre Daniel luchan cada uno por su propio camino, pero con la misma meta, ayudar a los más necesitados.

Podría interesarle: “Este año no se cobrará por uso del espacio público”: Claudia López

“La lucha contra el hambre es el principal problema de Colombia. El 42 % de los ciudadanos están sin seguridad alimentaria”, dice el padre Daniel.

Ella y él esperan manos solidarias que se sumen a la labor de ganarle la batalla al hambre, pese a que, durante el primer semestre de 2021, el Banco de Alimentos ha podido hacer entrega de diez millones de kilos de alimentos; la situación no es la mejor.

Le puede interesar: Dos drogas contra la artritis reducen muertes por COVID-19, según estudio y recomendación de la OMS

“No nos ha ido tan bien como el año pasado, pese a que las necesidades de hoy son más. Las donaciones han decrecido un 28 %”, relata el padre Daniel, director del Banco de Alimentos.

El llamado es a donar en la página de la entidad: www.bancodealimentos.org.co