La Contraloría de Bogotá puso el ojo en más de 30 obras inconclusas en la capital, este lunes empezaron las visitas para determinar si hubo detrimento patrimonial.

El ranking de las obras más caras y demoradas lo lidera el comando de la Policía, la torre II del hospital de Kennedy y varios colegios que quedaron a medias.

“Tenemos unas 35 obras sobre las cuales queremos hacer un seguimiento, son intervenciones que llevan años en ejecución y no se han entregado, estas obras comprometen recursos por $1.2 billones”, aseguró Andrés Castro, contralor distrital.

Publicidad

El nuevo comando de la Policía de Bogotá es uno de los contratos que tiene los ojos de la Contraloría encima, faltan 50 mil millones para terminarlo. En la lista también figuran la torre dos del hospital de Meissen y la torre de urgencias del hospital de Kennedy que solo tiene el 33 % de avance y lleva en construcción 14 años.

Vea también: Donald y Melania Trump se vacunaron en secreto antes de dejar la Casa Blanca, según The New York Times

“Esta obra se contrató por $12 mil millones y terminarla costará $131 mil millones, nos informan que estará en servicio solo hasta noviembre del 2022”, agregó.

En el sector de educación, está el jardín Marsella que lleva 8 años en obra, sede b – colegio Emma Villegas, completa 7 años en construcción y el colegio Guillermo León Valencia en la localidad de Antonio Nariño, que pese a tener un 83 % de avance, lleva un año paralizado y su estructura aun sin estrenar ya muestra señales de deterioro.

“Esta obra completa casi dos años suspendida, porque se contrató sin pólizas y luego llegó la pandemia, nos informaron que esta semana se reiniciarán las obras y estará listo en julio”, concluyó Castro tras la visita a la obra.

La Contraloría busca determinar un posible detrimento patrimonial y la responsabilidad fiscal de los funcionarios que las contrataron.