La decisión se produjo por hechos originados en un restaurante de la localidad de Kennedy, en el sur de Bogotá, donde se observó a la madre de una menor de edad golpeándola brutalmente.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), le revocó la custodia a la mujer y fue cedida al abuelo materno.

La identificación de la mujer se habría dado en las últimas horas, cuando esta misma se habría presentado de manera voluntaria a una Comisaría de Familia en donde se llevó a cabo todo el proceso sancionatorio.

Los padres de la menor, además deberán cumplir con una cuota alimentaria mensual y a la agresora le quedó prohibido acercarse o ver a la menor de edad.

Sin embargo para varios expertos si no hay sanciones ejemplares seguirán creciendo los casos.

Publicidad

En lo corrido del año se han registrado más de 7.000 agresiones a niños por parte de familiares.