Los manifestantes denuncian abuso de fuerza por parte de los policías que en repetidas ocasiones dispersaron a los marchantes con gases lacrimógenos y gas pimienta.

Las zonas donde se presentaron los incidentes más fuertes fueron la avenida Caracas a la altura de la Universidad Cooperativa y el Centro Internacional en los alrededores del Museo Nacional.

Las estaciones del sistema TransMilenio también fueron blanco de los enfrentamientos entre estudiantes y Fuerza Pública.