La Alcaldía de Bogotá puso tatequieto a bares y establecimientos nocturnos dedicados a la venta de licor que se estaban camuflando como gastrobares para operar.

El Decreto 055 expedido este lunes por la Alcaldía de Bogotá permite únicamente el funcionamiento, hasta las 12:00 de la noche, de establecimientos gastronómicos cuya actividad principal sea la venta de comida a la mesa, es decir, única y exclusivamente restaurantes.

La medida se tomó porque las autoridades detectaron que cerca de 200 bares y sitios de rumba que por norma nacional deben permanecer cerrados por el alto riesgo de contagio, le estaban haciendo conejo a la norma, vendiendo entradas, picadas y pequeñas porciones de comida como excusa para vender botellas de licor.

El funcionamiento de bares y discotecas está prohibido hasta que las condiciones epidemiológicas lo permitan.