En un acto de valentía, una menor de 13 años dio a conocer, ante el orientador de su colegio, una reveladora denuncia que señala a su padrastro como su abusador sexual en Bogotá. A su vez, la menor acusa a su madre por actuar como cómplice de los hechos.

La niña se acercó a su institución educativa, el Colegio Bosa Porvenir, donde contó toda la situación ante el educador. Posteriormente se dio inicio a todas las diligencias judiciales y operativos para esclarecer la responsabilidad en el caso.

“Estamos como familia muy preocupados por la situación, porque la niña manifestó en el colegio que tiene (sufrió) un abuso sexual con el padrastro […] Y el colegio pues llamó a la Policía de infancia y adolescencia y a la niña la llevaron al hospital”, narra un familiar de la pequeña, cuya identidad fue protegida.

Sin embargo, la barrera que entorpece los adelantamientos de estas pesquisas es la madre de la pequeña, quien estaría impidiendo que se investigue al presunto agresor.

“No han cumplido con los protocolos ni nada […] Realmente estamos preocupadas por la situación de la niña, porque está manipulada y está como asustada. Entonces retractan las versiones y cosas así; ese tipo es demasiado peligroso para la sociedad y aparte de eso”

Entre tanto, se conoce que el padrastro ya tiene una orden de captura por intento de homicidio con el padre de la menor, además de una orden de alejamiento que no se ha cumplido. Finalmente, la familia denuncia que el sospechoso de los abusos los ha amenazado reiteradamente.