Dos agentes de Policía fueron asesinados el pasado domingo en la localidad de Bosa, sur de Bogotá, mientras participaban en una operación policial.

Los agentes, el subintendente José Alirio Sánchez, de 35 años, y el patrullero Gustavo David Bohórquez, de 22 años, estaban adscritos a la Policía Metropolitana de Bogotá y participaban en una operación en el barrio Los Olivos.

Le recomendamos leer: Deslizamiento en Risaralda deja 11 muertos y 10 heridos: sigue la búsqueda por sobrevivientes

Estaban atendiendo la llamada de un ciudadano de este sector cuando “delincuentes con armas de fuego perpetraron este hecho”, señaló Triana Beltrán, comandante de la Policía.

El asesinato de estos uniformados fue rechazado por el presidente colombiano, Gustavo Petro, quien aseguró que “no quedará impune”. “He pedido que se identifique y se judicialice a los responsables”, agregó el mandatario en sus redes.

Igualmente, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, condenó el “vil asesinato de dos policías”, expresó su solidaridad y el acompañamiento a la Institución.

Le puede interesar: Listo proyecto de decreto: A partir del 15 de diciembre regirá descuento del 50 % para el Soat

“Toda mi solidaridad y el acompañamiento que se necesite a nuestra Policía para esclarecer los hechos. Pido a los organismos judiciales dar toda la prioridad a la investigación”, agregó López.

Finalmente, la Policía Metropolitana informó que se ofrece una millonaria recompensa por información sobre los criminales para ubicarlos y someterlos ante la ley.

“Ofrecemos una recompensa de hasta 200 millones de pesos por información que nos permita la identificación e individualización, pero también la ubicación y captura de estos delincuentes que ultimaron y asesinaron a nuestros policías”, informó el brigadier general Carlos Fernando Triana Beltrán, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.