La Secretaría Distrital de Movilidad, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV) iniciaron este mes los trabajos de adecuación para convertir en permanentes la ciclovía temporal de la Carrera 7 y un tramo de ciclovía de la Avenida Calle 13.

Serán 21 kilómetros de nuevas ciclorrutas que se sumarán a la red de 551 kilómetros disponibles con los que cuenta actualmente Bogotá.

“En el Plan de Desarrollo se incluyeron 84 kilómetros de carriles para bicicletas, que antes eran de ciclovías temporales y ahora van a ser ciclorrutas permanentes. Estos corredores son una respuesta inmediata para favorecer a los ciclistas y a todos los bogotanos. Así empezamos con la redistribución del espacio público dándole más infraestructura segura a nuestros ciclistas”, afirmó el secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán.

La ciclorruta de la Carrera 7, que tendrá una extensión de 17,7 kilómetros, les permitirá a los ciclistas realizar sus trayectos de manera directa desde la calle 22 sur, localidad de San Cristóbal hasta la calle 106, en la localidad de Usaquén. De igual forma, pasará por las localidades de Santa Fe, Candelaria y Chapinero. 

Esta nueva ciclo infraestructura permitirá conectar con las ciclorrutas de la Calle 100 Calle 45, Calle 32, Calle 23, Carrera 13, Carrera 10, Eje ambiental y ciclovía temporal de la Av. 1 de mayo.

Los ciclistas que circulan por la Av. Calle 13, en el occidente de la ciudad, también contarán con una nueva ciclorruta permanente que iniciará en la carrera 135 y llegará hasta la carrera 104. 

Adicionalmente, se implementará ciclorruta en la diagonal 15 A sur con carrera 106 para mejorar la conexión con la zona franca. Este nuevo tramo tendrá una extensión de 3,2 kilómetros y estará ubicado sobre el costado norte de la Av. Calle 13, contigua al separador.