En un 49,5 % disminuyó la contaminación en la capital del país, generada por TransMilenio gracias a la nueva flota de buses eléctricos. Del actual parque automotor 659 buses diésel aún no han salido de circulación