Lo que veían como un sueño muy lejano, inalcanzable,  está a punto de hacerse realidad. La obra del Cable Aéreo está a menos de cuatro meses de ser culminada. Es decir, ya pende de un hilo, en este caso de un cable que espera convertir trayectos de hasta dos horas, en poco menos de 14 minutos.

En julio, TransMiCable será entregada a TransMilenio para la adecuación de taquilla y torniquetes. Se espera que entre en operación en el último trimestre de este año

Para esta comunidad, el sistema tendrá la misión de transportar alrededor de 3.600 pasajeros por hora, beneficiando a alrededor de 700 mil personas. Aunque no solucionaría completamente la problemática, sí llevaría un poco de calidad de vida a zonas olvidadas y muchas veces estigmatizadas.

El proyecto también contempla, a lo largo del trazado, la adecuación y construcción de un Supercade, una biblioteca, centros culturales, recreativos y deportivos, plataformas comerciales, cinco parques y siete edificaciones donde se ofrecerán servicios sociales. Se transformaría su entorno con zonas verdes y más espacio público.