¿Quebrado o mala paga? Es la pregunta que se hacen cerca de 100 proveedores del relleno doña Juana, a quienes el operador CGR les debe millonarias facturas.

El operador del relleno, no solo debe impuestos, también está en deuda con proveedores desde el 2018. Las facturas van desde los 200, 300 y mil millones de pesos.

A algunos CGR les ha ofrecido acuerdos de pago para cancelar deudas viejas en 60 cuotas y bajo condiciones que solo benefician al operador.

Publicidad

“Para concretar el acuerdo, nos exigen renunciar a los intereses y desistir de cualquier recurso judicial contra el operador”, reveló Josué Villamil proveedor de elementos de protección.

Según denuncian, el operador busca pequeñas empresas, nuevas en el sector, para pedir productos y servicios que nunca paga.

Los proveedores esperan que así como la DIAN embargó para recuperar lo adeudado en tributos, más de $15 mil millones, también se busque una solución para cientos de empresas afectadas.