Una de las medidas que trae esta nueva normalidad en Bogotá tiene que ver con los horarios de atención que tendrán en los barrios las cigarrerías, panaderías, minimercados y tiendas.

Las cuales no podrán abrir sus puertas al público entre 10:00 de la noche y 5:00 de la mañana. Así lo contempla el Decreto 216 del 30 de septiembre de 2020.

En cuanto a las restricciones a la venta de bebidas embriagantes está prohibida de 9:00 de la noche a 10:00 de la mañana todos los días.

Se exceptúan los restaurantes, siempre y cuando tengan autorización, la bebida acompañe una comida y se cumplan con los protocolos de bioseguridad establecidos.

Estas medidas son tomadas por el Distrito para preservar el orden público y dar continuidad a la reactivación económica en medio de la pandemia por la COVID-19.

El secretario de Seguridad Convivencia y Justicia, Hugo Acero reiteró que se deben evitar las reuniones para que no se registre un posible rebrote.

“Se mantiene la prohibición del expendio y la venta de licor en establecimientos comerciales de 9:00 de la noche a 10:00 de la mañana. Tampoco se podrá consumir estas bebidas en el espacio público”, indicó el funcionario.

Acero hizo nuevamente el llamado para tener en cuenta el autocuidado y colectivo de la ciudadanía e invitó a seguir las medidas permanentes de bioseguridad.