La Personería distrital encontró más de 30 incumplimientos en el manejo del relleno de Doña Juana por parte del concesionario CGR. Para el ente de control estos incumplimientos generan un grave perjuicio para la salud de los habitantes del sector.

Según el Ministerio Público distrital se evidenció que “no controlaron totalmente la aparición de roedores, moscas, olores, tratamiento de lixiviados, residuos, control de gases, fumigación constante y aplicación de cal, como estaba previsto en el contrato”.

Asimismo, sostiene el informe que desde hace varios años no cuentan con un permiso de vertimientos, realizando esta acción de manera irregular sobre el río Tunjuelo.

Por otra parte CGR operador del relleno asegura que ha cumplido a cabalidad las funciones contenidas en las fichas y licencia ambiental.

Cristian Sandoval – CM&