Por irregularidades en la contratación, la Personería de Bogotá, inhabilitó y destituyó por 10 años para ejercer cargos públicos a la exsecretaria de la Mujer, Martha Lucia Sánchez y a María Eugenia Martínez, exdirectora del Instituto de Patrimonio Cultural.

A la exsecretaria, se le sancionó por firmar un convenio de asociación con la corporación Orientar, por cerca de $914 millones, sin licitación ni concurso público, para atender a mujeres víctimas de violencia.

Según el organismo de control, la exfuncionaria no buscó una firma de reconocida trayectoria y solvencia.

En el caso del Instituto de Patrimonio, la decisión disciplinaria tiene que ver con la realización de un video de televisión sin cumplir con la ley de contratación, toda vez que, la firma Ziggurat Records no fue constituida como persona jurídica mínimo tres años antes, como lo establecía el propio pliego de condiciones del instituto. 

Las decisiones de la Personería son de segunda instancia, por lo tanto no procede ningún recurso.

DIANA GIRALDO – CM&