En medio de una reunión en abril del 2018 el director de la CAR, Néstor Franco, sostuvo una conversación privada con el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, donde este le pide ayudar a la Ladrillera Santafé por el cierre de una mina.

Ante el aparente tráfico de influencias el director de la CAR respondió, mientras que el alcalde Peñalosa no se pronunció al respecto.