Durante el lanzamiento de la campaña de #DesarmePorlaVida la alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, confirmó que Bogotá avanzará en un piloto de requisa electrónica con la Policía, es decir, los uniformados serán dotados con detectores de metales para facilitar la identificación de armas cortopunzantes o de fuego.

En un mes llegarán los primeros 500 dispositivos electrónicos para facilitar la requisa y el control en calle con distanciamiento social.

Según cifras oficiales, el 62 % de los homicidios se cometen con arma de fuego, el 31 % con armas blancas y el 7 % con elementos contundentes.

La mandataria invitó a los ciudadanos a participar de la campaña de desarme en todas las localidades, en cada alcaldía local habrá una urna donde los ciudadanos a partir de hoy podrán depositar de manera voluntaria las armas blancas.

”Así como nos cuidamos de la pandemia nos debemos cuidar de la violencia, esta es una campaña para salvar vidas, lo peligroso son las armas, no los jóvenes”, aseguró López.

Publicidad

En enero del 2021 se estrenará la nueva estrategia para requisar a los ciudadanos en las calles.