Facebook reportó este martes que una de las noticias más virales en Colombia fue sobre una indígena de la comunidad embera, quien denunciaba haber perdido un hijo por agresiones de la Policía. Sin embargo, resultó ser falso.

En la información de Las 2 Orillas se afirma que «la policía llegó a reprimir y le propinó una paliza» a esta mujer embarazada, haciéndole perder su bebé durante los operativos para recuperar un predio ocupado ilegalmente en el barrio Candelaria, al sur de Bogotá.

Según un comunicado de la Policía Metropolitana de Bogotá, luego de que se viralizara la publicación, un grupo interdiciplinario buscó a la mujer que manifestaba haber abortado por culpa de la intervención.

La Secretaría de Salud atendió a la señora, encontrando que nunca estuvo en estado de embarazo, ni antes o después del procedimiento policial. Por lo que se descartó el aborto.

Publicidad

Las autoridades pidieron a la ciudadanía que, en caso de sentirse vulnerados sus derechos, hagan llegar la denuncia formal antes los organismo de control para proceder con las investigaciones.

¿Qué pasó en Candelaria?

El pasado jueves 7 de mayo, hacia las 4:00 a.m., alrededor de 300 personas, en su mayoría de etnias indígenas, fueron desalojadas de un conjunto residencial ubicado en el sector de Arborizadora Alta, en la localidad de Ciudad Bolívar.

Algunos de los afectados por la intervención de la Policía señalaron que, aunque la Alcaldía de Bogotá les había ofrecido opciones para ser reubicados, decidieron rechazarlas por razones culturales que les impide separarse de la comunidad.

Al parecer, ante la insistencia de la comunidad, que ya había invadido en dos ocasiones los apartamentos, las autoridades habrían hecho una agresiva intervención que la Personería pidió investigar.