Fiscales de la Estructura de Apoyo de la Seccional Bogotá impactaron dos redes delincuenciales denominadas Fénix Admon y Los K, dedicadas al hurto en Transmilenio.

En los operativos, capturaron a 12 personas, quienes quedaron con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

Fénix Admon

La red delincuencial se dedicaba al hurto bajo la modalidad de cosquilleo, al interior de los articulados en las estaciones de Transmilenio de CAD, Paloquemao, Ricaurte y Calle 75.

Además, se conoció que, presuntamente, uniformados de la Policía Nacional adscritos a la seguridad de Transmilenio integraban este grupo y serían los encargados de informar al resto de la banda cuándo ingresar a una estación, para que no se encontraran con otro grupo delincuencial.

Publicidad

Una vez adentro, los hombres se paraban en las puertas de los buses y aprovechaban los tumultos de gente para cometer los hurtos; luego los objetos robados se los entregaban a una mujer, quien siempre estaba vestida de enfermera, para que los guardara.

Los patrulleros supuestamente recibían entre $350.000 y $400.000, cada vez que este grupo ingresaba a hurtar a las estaciones en las que delinquían.

Los investigados detenidos fueron identificados como: Edison Swen Orjuela Castillo, Jaime Millán Arias, Michael Andrés Ruiz Fonseca, Wilmer Andrés Bermúdez Ballesteros, Ángelo Eduvey Angarita Roa, Anderson Stiven Orjuela Martin y Laura Alejandra Ardila Pinzón.

Igualmente, fueron capturados y judicializados los patrulleros Yeison Dayan Guzmán López y Óscar Orlando Olivera Vargas.

El ente acusador les imputó los delitos de concierto para delinquir, hurto agravado, cohecho por dar u ofrecer y cohecho propio. Ninguno aceptó su responsabilidad.

Los K

Este grupo delincuencial se dedicaba al hurto a personas en el interior de los buses y distintas estaciones del sistema, en la modalidad de atraco, utilizando armas blancas para lesionar a las víctimas que oponían resistencia.

Las autoridades materializaron las capturas de Roque Jacinto García Caballero, José Breiner Martínez Polo y Jesús Daniel Mora Winclar, los cuales estarían implicados en por lo menos seis eventos delictivos con una cuantía aproximada de 10 millones de pesos.

La Fiscalía les formuló imputación por los delitos de hurto calificado y agravado; y lesiones agravadas, cargos que no fueron aceptados por ninguno de los procesados.