Desde el Concejo de Bogotá denunciaron que los policías que accionaron sus armas contra civiles en las protestas del 9 y 10 de septiembre de 2020 en la ciudad, en lugar de ser retirados fueron condecorados.

14 meses después de las noches violentas que vivió Bogotá, que dejaron 10 muertos, ningún policía involucrado ha sido retirado.

Le puede interesar: En Colombia la posibilidad de un cuarto pico del COVID-19 sigue latente

Por el contrario, tres uniformados imputados por estos hechos (Andrés Díaz, Jorge Andrés Lasso y Jhon Gutiérrez) han recibido condecoraciones.

Solo hay dos casos en indagación, pero fueron más de 70 personas heridas con arma de fuego. Hasta el momento no hay ni una sola condena.