Ian de tan solo 23 meses de edad, presenta quemaduras en segundo grado tras tener contacto directo con agua hirviendo, esto por un accidente registrado en el jardín infantil Oso de Anteojos donde recibe clases.

El menor fue trasladado a la clínica Santa Fe y fue dado de alta en las últimas horas.

La Secretaría de Integración Social emitió un comunicado donde afirma que las docentes responsables del cuidado de Ian fueron retiradas de sus labores, también, se remitió el caso al ICBF.

Le puede interesar: Aprobado en último debate el proyecto de Ley de segundas oportunidades

“Se ordenó la visita de un equipo de inspección y vigilancia con el propósito de verificar el estado de las instalaciones y el cumplimiento de los estándares de seguridad y calidad del servicio. Se suspendió la atención en el jardín mientras se adelantan las acciones de mejora necesarias para evitar la ocurrencia de este tipo de accidentes”, indica el comunicado.

Autoridades suspendieron provisionalmente la atención en el jardín.