Una profesora descubrió un presunto caso de abuso sexual a un menor por medio de unos dibujos en su cuaderno, al parecer, los responsables serían alumnos mayores de la misma institución educativa. El nuevo caso de violencia sexual se reportó en un colegio ubicado en la localidad de Engativá.

De acuerdo con la Secretaría de Educación el día 23 de mayo una docente identificó un factor de riesgo con un estudiante de 11 años de edad que cursa el grado quinto, al evidenciar dibujos en su cuaderno con contenido sexual explícito. Dicha señal hizo que la docente enviara al estudiante a orientación escolar.

Lea más: Caso Uribe: Niegan tutela de Iván Cepeda y Eduardo Montealegre contra la Fiscalía

Al día siguiente (24 de mayo) “se generó el acompañamiento del estudiante”, quien en el marco de un espacio de confianza manifestó que presuntamente estudiantes del colegio abusaron sexualmente de él en instalaciones de la institución educativa. Tal situación habría ocurrido en un baño hace uno o dos meses, según el estudiante.

Tras conocerse el caso, el colegio puso en conocimiento a la Secretaría de Educación quien rechazó “todo acto de vulneración contras las niñas, niños y jóvenes”, e igualmente, activó todos los protocolos para la atención del menor y la familia y llevar el caso ante las autoridades pertinentes.

Conozca más: Canciller ucraniano acusa a la OTAN de “no estar haciendo literalmente nada” frente a Rusia

“Dada la situación se citó a la madre del menor y a su esposo, a quienes la docente orientadora, así como la profesional del equipo de Prevención de Violencias Basadas en Género (VBG) de RIO-P informaron la situación de la presunta violencia sexual”, explicó Edna Bonilla, secretaria de Educación.

Posteriormente, se generó un proceso de contención emocional y se priorizó la atención inmediata del niño a través del sistema de salud y el acompañamiento, “para ayudarle al máximo a disminuir los sentimientos de culpa”.

Vea también: Piedad Córdoba fue retenida con dólares en aeropuerto de Honduras

Igualmente, orientaron la activación del Código Blanco a través del Hospital de Engativá, a donde fue remitido el menor; al tiempo que reportaron el caso a la línea 123 para efectuar el acompañamiento de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Asimismo, la institución educativa hizo la respectiva remisión de la situación a la Fiscalía General de la Nación y a la Secretaría de Salud.

Lea más: Tumban fallo contra Gustavo Petro por bajar tarifas de TransMilenio

El miércoles 25 de mayo se realizó seguimiento telefónico con la madre de familia, quien informó que el estudiante fue dado de alta y que ese mismo día se encontraba con él en las instalaciones del ICBF en el proceso de realización de exámenes físicos y las respectivas valoraciones que tienen lugar desde las áreas de trabajo social y psicología.

Se espera que este jueves, la mamá del menor se presente en la Unidad de Reacción Inmediata – URI para exponer el caso.