La Policía Metropolitana de Bogotá, a cargo del comandante general Eliecer Camacho confirmó que hay ocho padres de familia que son investigados por las autoridades y que la Fiscalía entraría a judicializar por permitir que sus hijos cometan actos vandálicos durante las protestas.

De igual manera, podrían ser judicializadas aquellas personas que presten sus apartamentos para que los jóvenes se refugien en medio de los disturbios o a aquellas personas que les brinden ayuda en medio de los enfrentamientos con la Policía.

Conozca más: Alcaldesa decretará el POT. Expedirá el texto inicial, sin modificaciones

Estas decisiones se dan tras conocerse los videos de seguridad en los que se evidencia cómo en las últimas horas, durante la jornada de protestas, varios jóvenes atentaron contra los uniformados que se encontraban en el sector.

También se confirmó que por orden del Gobierno Nacional y de la dirección de la Policía habrá acompañamiento en las localidades Usme, Suba y Kennedy de funcionarios de la Fiscalía y más agentes de la Policía con el fin de evitar disturbios.