La mayoría de los ciudadanos en Engativá, Suba y Usaquén cumplieron con la cuarentena estricta en su primer día de implementación.

En las zonas de comercio donde se presentan aglomeraciones se evidenció una reducción del número de personas en la calle, así como una disminución del tráfico vehicular.

Sin embargo, durante la jornada se impusieron 120 comparendos a ciudadanos por incumplir las medidas decretadas para la cuarentena estricta en estas localidades y por no usar el tapabocas.

Además, 32 vehículos fueron multados por transitar sin hacer parte de las excepciones.

«Hoy lamentamos el fallecimiento de 85 personas en Bogotá por COVID-19. Una de las cifras más altas de las últimas semanas«, dijo el alcalde (e) de Bogotá, Luis Ernesto Gómez.

El uso de Transmilenio en la ciudad se redujo en un 19% con respecto a la semana anterior y un 28% en las localidades en las que aplica la cuarentena estricta.

Publicidad

A partir de hoy hasta el 17 de enero a las 11:59 p.m., en estas tres localidades solo pueden movilizarse quienes prestan servicios esenciales de salud.

Así como cuidadores de mayores, menores de edad, personas con discapacidad, enfermas o vulnerables; quienes trabajan en el orden público, seguridad general y atención sanitaria, por asuntos de fuerza mayor o de extrema necesidad.

Además, una persona por familia podrá salir a abastecerse y a adquirir alimentos, productos farmacéuticos, de salud y de primera necesidad.

Se puede hacer entre las 5 de la mañana y las 8 de la noche.

En los operativos de control se suspendió temporalmente la actividad económica de 28 establecimientos de comercio por violar el pico y cédula, presentar aglomeraciones y el incumplimiento de requisitos legales.

Las localidades de EngativáSuba, Usaquén son las que presentan mayor nivel y velocidad de contagio.

Por esta razón se adoptó esta medida para proteger la salud de todos los habitantes de Bogotá, teniendo en cuenta que la ocupación de camas UCI hoy llegó al 79.6%.