Con el apoyo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), uniformados de la Policía Fiscal y Aduanera iniciaron muy temprano el allanamiento e inspección a 63 bodegas de centros comerciales en el sector de San Andresito de San José, en el centro de Bogotá.

El objetivo fue verificar la existencia de mercancía de contrabando y falsificación de marca.

“Esa bodega solamente puede tener un avaluó aproximado a los 2000 millones de pesos, estamos hablando de una de las 62 que estamos verificando”, indicó el general Juan Carlos Buitrago, director de la Policía Fiscal y Aduanera.

Durante el último año, fueron desarticuladas 46 organizaciones delictivas dedicadas al contrabando, que por evasión de impuestos el país deja de recibir 6500 millones de dólares al año.

El mensaje para los comerciantes fue muy claro. “No permitan que los contrabandistas y las mafias se metan en el corazón de los San Andresitos que le brindan un beneficio muy grande al país”, agregó el oficial.

Varias casas de cambio también fueron inspeccionadas para verificar la legalidad de los documentos y del dinero que allí manejan.