La alcaldesa de Bogotá, Claudia López asistió al homenaje del patrullero de la Policía Edwin Caro, que falleció en un procedimiento y dijo que los colombianos necesitan garantías. 

 

Primero asesinan y luego roban“, dijo la mandataria local en una declaración que ha sido criticada por sectores que señalan un tinte de xenofobia en sus palabras.

 

 

 

 

López recordó que esta no es la primera vez que un agente de seguridad es asesinado en Colombia por un venezolano.

Además, aseguró que la ciudad “no escatimará los recursos que sean necesarios” para combatir el crimen y para judicializarlo.

Son gente humilde, huyendo de una dictadura, pero los hechos demuestran que una minoría de migrantes venezolanos matan para robar“, agregó López.