La Alcaldía de Bogotá puso tatequieto a bares y establecimientos nocturnos dedicados a la venta de licor que se estaban camuflando como gastrobares para operar.

El Decreto 055 expedido este lunes por la Alcaldía de Bogotá permite únicamente el funcionamiento, hasta las 12:00 de la noche, de establecimientos gastronómicos cuya actividad principal sea la venta de comida a la mesa, es decir, única y exclusivamente restaurantes.

Sin embargo, este martes los propietarios de estos lugares salieron a marchar por la decisión de la Alcaldía y afirman que se declaran en desobediencia civil y abrirán sus negocios pese a la prohibición.

Publicidad

Le puede interesar: Propietarios de gastrobares y discotecas protestan por decreto que los obliga a cerrar

Aseguran que cada negocio invirtió entre 25 y 30 millones en las adecuaciones para convertirse en gastrobares y no aguantan un cierre más.