Los privados de la libertad en la cárcel La Picota de Bogotá anunciaron una protesta en el centro de reclusión exigiéndole al Gobierno medidas luego de que se conociera que dos reclusos dieron positivo en la prueba de coronavirus.

La manifestación fue denominada por los presos como una ‘desobediencia pacifica’, pues según un comunicado de cinco puntos, serian más de 10 mil presos quienes están haciendo varias exigencias al Gobierno.

La primera tiene que ver con la derogatoria del decreto de Emergencia Carcelaria, dado que los reclusos dicen que a varios de ellos no los cobija y solo cobijaría a 5 mil presos. Solo en La Picota hay más de 10 mil presos.

Asimismo, están haciendo un fuerte llamado de atención al director del INPEC, dado que dicen que él fue la persona que permitió que dos personas fueran trasladadas desde la cárcel de Villavicencio a La Picota, a pesar de estar contagiados con coronavirus.

El INPEC y la Policía hacen presencia en el centro de reclusión para evitar que se registren alteraciones del orden público dentro del penal.