El Distrito está en una encrucijada, por un lado el sistema atraviesa por una difícil situación financiera, y por el otro el bolsillo de los usuarios no aguantarían un incremento más.

Lo cierto es que en el Fondo de Estabilización Financiera, de dónde sale los recursos para cubrir la operación, se redujo el presupuesto de $1.5 billones en 2020 a $1.2 billones para 2021.

Pero el hueco en TransMilenio este año será mayor, por lo que de algún lado tendrá que salir la plata.

“Uno no entiende cómo reducen en $300 mil millones en presupuesto del fondo de estabilización, eso implicaría un incremento inminente en la tarifa”, alertó el concejal Rolando González.

El Distrito está considerando varios escenarios, uno de ellos sería un aumento de 100 pesos que se aplicaría, no obstante, el secretario de Movilidad dice que tendrán en cuenta la situación económica de  los bogotanos.

Publicidad

“Estamos estudiando todas las posibilidades pero tenemos claro que debemos proteger a las personas que perdieron el empleo, a las personas más vulnerables, estamos haciendo lo posible para subir la tarifa con cargo al usuario”, indicó el secretario de Movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán.

En el Concejo de Bogotá donde se discute el presupuesto para el próximo año están proponiendo congelar la tarifa.