Con tres ponencias positivas inició a la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial en el Concejo de Bogotá. Aunque los concejales este jueves le dieron visto bueno al proyecto, plantearon modificar cerca 200 artículos de más de 600.

Una de las modificaciones más importantes busca cerrarle la puerta a los bares, moteles y prostíbulos en zonas residenciales, la idea es que estos negocios estén exclusivamente en las vías más grandes de la ciudad como la carrera 30, la calle 80, la Autopista Norte y a más de 500 metros de hospitales, colegios e iglesias.

Te puede interesar: Latinoamérica puede tardar varios años en recuperarse de la pandemia, dice FMI

Además,  proponen eliminar la restricción para construir apartaestudios y se deja el área mínima de 42 metros solamente para VIS y VIP.

Los concejales proponen incluir en el POT un segundo aeropuerto para Bogotá, en el documento se compromete al Gobierno nacional, Distrital y a la Aeronáutica Civil a hacer un estudio para viabilizar la nueva terminal aérea que quedaría por Mosquera o Funza.

Mira también: Capturan al gobernador de Arauca por posibles nexos con organizaciones criminales

De otro lado, los ponentes piden dejar los predios de Alo Norte como reserva vial para que los próximos alcaldes puedan ejecutar el proyecto y se oponen a reducir los carriles para los carros en las vías existentes.

Los concejales, incluyen un artículo que obligaría a la administración a concertar el cambio de nombre de las localidades y el tipo de uso de suelo con los ciudadanos por una única vez.

Te puede interesar: Cae en Jamaica exmilitar colombiano implicado en asesinato del presidente haitiano

El Concejo tendrá hasta el 8 de diciembre para aprobar el POT en plenaria. Los tiempos están apretados porque se cruzará con el trámite del presupuesto de la ciudad para el próximo año