Debido a la situación por la que está pasando el país frente al COVID-19, los recicladores de Bogotá piden ayuda del Gobierno nacional, pues aseguran que nadie les compra lo que consiguen en la calle.

Dicen estas personas que cuando logran vender algo, «les pagan a precio de huevo»; un viaje que puede valer 50 mil pesos, ahora se lo pagan en 18 mil pesos.

Según este reciclador refugiado de la lluvia en cualquier esquina del barrio La Estanzuela, a medida que pasen los días de la cuarentena, su situación será mucho más complicada.

«La comida ya empieza a escasear, no sabemos cómo vamos a sobrevivir. Para dormir sólo bastan dos tejas o dos cartones, pero… ¿y la comida?», dice este reciclador que lanza un SOS a nombre de todos sus compañeros de labor y que por estos días siguen en las calles.

Son muchas las preocupaciones que tienen ahora los colombianos, tras la cuarentena nacional decretada por el presidente Iván Duque, frente a temas de comida, servicios, salud y demás.

Cabe recordar que esta medida empezó a regir desde el martes 24 de marzo hasta el 13 de abril.