Este martes, algunas bodegas de reciclaje ubicadas en la localidad de Kennedy amanecieron selladas y con orden de cancelación de servicios por parte de la Policía.

El cierre se efectuó a pesar de ser una actividad que está dentro de las excepciones de operación.

«La autoridad de Policía comenzó a cerrar algunas bodegas acá en Kennedy, desconociendo que las asociaciones de recicladores hacemos parte del esquema público de aseo», aseguró Víctor Mancilla, miembro de la Junta Directiva de Recicladores.

Hacen un llamado para revisar las acciones por parte de la Fuerza Pública dato que están autorizados para trabajar bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

«Si cierran las bodegas, ¿de qué vamos a vivir?», dice Andrés Correa, reciclador de oficio.

Ante el panorama, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez respondió que trabajan en la verificación de estos casos.

A la fecha, más de 2.000 personas dependen de esta actividad en la localidad de Kennedy.

Vea la nota completa en el video