La Secretaría de Educación del Distrito separó temporalmente de las actividades curriculares lectivas al docente implicado, hasta tanto se defina su situación disciplinaria y penal, como medida de prevención y protección para las niñas, niños, adolescentes y jóvenes, del interior de las IED.

La Secretaría de Educación del Distrito recibió el reporte de un caso de posible violencia sexual en contra de varias víctimas, cometido presuntamente por un docente que trabaja en un colegio del Distrito. Los hechos ocurrieron entre 2002 y 2007, momento en el que las presuntas víctimas eran menores de edad.

Publicidad

Lea más: Desde Venezuela se ordenó ataque al presidente Duque y la Brigada 30: Mindefensa

Tan pronto se recibió el reporte, la entidad activó el protocolo establecido para atender integralmente este tipo de situaciones, es decir, acompañamiento y orientación a la comunidad educativa, competencias desde lo disciplinario y medidas administrativas para prevención y protección de los estudiantes de la institución.

Asimismo, la Oficina de Control Disciplinario de la Secretaría recibió la denuncia sobre otro caso presentado meses atrás, iniciando la correspondiente investigación disciplinaria con auto de apertura de fecha 19 de abril de 2021.

Podría leer: Caen cuatro vándalos implicados en daño y atraco a bus de Transmilenio

Por su parte, la Fiscalía General de la Nación informó que, se encuentra adelantando la respectiva investigación penal, a fin de esclarecer o determinar si existe o no la comisión de una o varias conductas punibles.

Por otro lado, la Secretaría de Educación inició durante el segundo semestre de 2020 el diseño y la implementación del “Plan de trabajo para optimizar la gestión integral de la Secretaría de Educación del Distrito frente a casos de violencia sexual contra niños, niñas, adolescentes y jóvenes, al interior de las Instituciones Educativas Distritales”.

Conozca más: Evacúan a habitantes de Mocoa por creciente súbita del río Mulato

El objetivo de este Plan es mejorar la eficiencia en la respuesta de la Secretaría frente a los casos de presunta violencia sexual reportados al interior de la comunidad educativa, en los que están involucrados como presuntos agresores docente o funcionarios, desde sus funciones de promoción de derechos, prevención, atención y seguimiento.