La alcaldesa de Bogotá, Claudia López informó en la noche de este jueves a través de su cuenta de Twitter que por una auditoría de la Secretaría de Salud del Distrito se verificó que 30 Unidades de Cuidados Intensivos de dos IPS privadas no cuentan con todo el equipo humano necesario adecuado y fueron retiradas del inventario de UCI disponibles.

La mandataria de la capital del país asegura que por esto, y no por incremento de pacientes graves, aumentará temporalmente el índice de ocupación de estas unidades.