En un debate de control político sobre las brechas digitales que han aumentado en los estudiantes bogotanos en medio de la pandemia y el confinamiento, el concejal del Partido de la U, Rubén Torrado, reveló detalles preocupantes de desigualdad y retrasos en compra y entrega de tabletas y portátiles para niños y jóvenes de escasos recursos, en especial del sector rural.

Además, cuestionó la selección de una empresa polémica para prestar servicio de conectividad en los equipos que se están entregando.

El cabildante advirtió que, por mala gestión de la Secretaría de Educación, 5.500 portátiles para niños de la zona rural llegarán, por problemas que tuvo el contratista con el proveedor, solo hasta el mes de abril. Lo que va a provocar rezagos y pérdida de aprendizaje.

Asimismo, alertó que más de 25 mil tabletas para estudiantes urbanos llegarán a más tardar a fin de mayo. Esto, porque no fueron contabilizadas inicialmente en la primera compra que debió ser de casi 100 mil unidades y solo fue de 67.345, por lo que se tuvo que hacer una prórroga del contrato que va hasta el 31 de mayo para adquirir las faltantes.

Publicidad

Vea también: No al fracking en Colombia, pide la ONU

“Seguramente a la administración le parecen poco dos meses, pero los estudiantes no se pueden dar el lujo de esperar esos retrasos del Distrito (…), la administración no puede retrasarse en la entrega de las tabletas y computadores que se terminan convirtiendo en la única herramienta para estudiar”, indicó.