La misteriosa muerte del ingeniero Camilo Restrepo se podría sumar a otro de los casos de víctimas de la escopolamina en Bogotá, flagelo que tiene en alerta a la seguridad ciudadana de la capital.

El caso, que está siendo materia de investigación por parte de las autoridades, indica que el sujeto habría sido drogado y posteriormente hallado deambulando en mal estado por agentes de la Policía en la Primera de Mayo, suroccidente de la ciudad.

Allí, se revelaron vídeos registrados por cámaras de seguridad, que muestran lo que serían los últimos instantes de vida del ingeniero oriundo de Ibagué, los cuales darían pistas que esclarecerían las causas reales de su muerte por cuenta de un vehículo que lo arrolló.

Lo que se indicó en principio es que el ciudadano fue ingresado a un centro asistencial y que, presuntamente, las autoridades no tuvieron las precauciones necesarias para cuidar al ingeniero, el cual habría escapado del lugar momentos previos a su muerte.

También puedes leer: Frustran millonario robo en edificio del norte de Bogotá

Entre tanto, la Policía de Bogotá dio claridad al tema. El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía de Bogotá, explicó la versión que narró el uniformado que encontró a Camilo Restrepo.

“La Policía Nacional nunca ha manifestado que lo haya ingresado a la Clínica del Occidente. En ningún momento el subintendente, el mando medio de la Policía así lo manifestó”, dijo el general Camacho en primera instancia.

“Él (uniformado) dice haber encontrado, en la Primera de Mayo, debajo del puente peatonal de la Boyacá, a este ciudadano que le solicita documentos, manifiesta no tenerlos. Posteriormente se acerca una persona, le dice que él estaba en compañía de dos mujeres y un hombre que se habían retirado del lugar. El mando medio lo traslada hacia la Clínica y estando frente a la misma, el ciudadano se niega a ingresar a la misma. En ningún momento había un reporte de desaparición esa hora y en ese momento”, explica el comandante de la Policía.

Seguimiento de la ruta de muerte de Camilo Restrepo: