No solo el Plan de Ordenamiento Territorial está en vilo en el Concejo de Bogotá, ahora también está en riesgo la votación del presupuesto para el próximo año (2022).

Aunque para mañana estaba previsto iniciar la discusión y votación del presupuesto por $28.5 billones para Bogotá, esta tarde llegó un sorpresivo impedimento del concejal Juan Baena que obligó a suspender la sesión.

En consecuencia, mañana habrá sesión plenaria para votar los impedimentos de los concejales de la Comisión de Plan y el del concejal Baena de la Comisión de Hacienda.

 

Te puede interesar: EPM y contratistas llegan a preacuerdo de prórroga de 8 meses en contratos de Hidroituango

 

 

Los tiempos tienen en jaque al Concejo, solo le restan 12 días para votar ambos proyectos, POT y presupuesto, pero los palos en la rueda como recusaciones, tutelas y proposiciones dilatarían la decisión y dejarían la puerta abierta para que la alcaldesa los saque por decreto.

Ante la falta de tiempo y las maniobras dilatorias, algunos concejales insisten en llegar a un acuerdo político con la alcaldesa Claudia López para negar el POT en comisión y volverlo a presentar el próximo año, propuesta que descartó rechazó la mandataria.

 

Mira también: Centro Democrático afirma que la elección de su candidato presidencial se hizo con “total transparencia”

El acuerdo tiene que ser para que el Concejo, que tuvo noventa días que no se han cumplido para debatir, analizar, aprobar o negar el POT, cumpla con su tarea. Bogotá lleva año y medio trabajando. Vamos a esperar que lo estudien y acogeremos su decisión”, aclaró la alcaldesa Claudia López.

La mandataria entregó las declaraciones en medio de un recorrido con ONU-Hábitad por la Manzana del Cuidado y el TransMiCable en Ciudad Bolívar.

Los delegados de la ONU respaldaron el POT plateado por la alcaldesa y firmaron un convenio con la ciudad para mantener la asesoría técnica al Plan de Ordenamiento Territorial.