En la capital del país fue descubierta y desmantelada una red de piratería terrestre que robó 20 toneladas de cobre avaluadas en $1.500 millones.

Los presuntos delincuentes trataron de destruir el sistema de monitoreo de un automotor para no dejar rastro del mismo.

Al momento de ser sorprendidos descargando el camión se enfrentaron a la Policía.

En el operativo se recuperó la mercancía y se capturaron seis personas en flagrancia, entre los que está una mujer y la aprehensión de un menor de edad.